Juegos de azar mezclados con  dulces creaciones que adquieren formas fabulosas en un estado de inmovilidad.

Creaciones pasteleras estéticamente bellas acompañados por estos bucólicos pasatiempos los cuales, se empiezan a degustar por el sentido de la vista.

Coyuntura entre dos placeres que nos endulzan momentos de nuestra vida, la  pâtisserie  y el desafío del juego de azar.